Estrategias para el blackjack

Las estrategias para el blackjack se definen como una serie de tácticas diseñadas para aumentar las posibilidades de ganar en las partidas de este divertido juego. Este juego de naipes, el cual goza de gran popularidad en el mundo, se juega con uno o más mazos de cartas de la baraja inglesa, dejando a un lado a los comodines. Este juego es calificado como uno de los principales juegos de casino online, junto a otros juegos de gran tradición como las tragaperras, las ruletas y el póker.

La finalidad del blackjack es acumular entre las cartas de tu mano una puntuación lo más cerca a 21 posible, o directamente este número. Al superar esta cifra, pierdes apuesta de forma automática, por lo que debe estar muy atento a este aspecto.

Debido a la estructura, a la mecánica y a las reglas de este juego, es posible aplicar una serie de estrategias para el blackjack que te permitirán ganar más dinero en el mismo.

¿Cómo elegir una de las estrategias para el blackjack?

Para escoger la estrategia para el blackjack más adecuada debes tener en cuanta varios aspectos de este juego: Empezando, por supuesto, por las reglas del mismo; los estatutos que rigen a todas las jugadas; y en segundo lugar, conociendo a quien será tu principal oponente dentro del juego: El crupier, la representación del casino en las partidas de blackjack.

Estrategias para el blackjack más básicas

Por la dinámica del blackjack, la mejor oportunidad que tienes para decidirte entre todas las estrategias para el blackjack que hay es cuando el crupier te muestra su carta, situación que está contemplada en las reglas del blackjack. En este momento podrás observar la mano del crupier, su posible jugada y sus próximos movimientos, por lo que tú, como jugador inteligente, puedes aplicar una de las estrategias para el blackjack para contrarrestar su accionar.

De esta manera, una de las tácticas para este juego más básicas, pero no por eso menos efectivas, es la de observar la carta del crupier y si esta resulta ser muy alta, plantarse con una cifra de 16 puntos, quizá un poco más, esperando que el crupier se pase de la cantidad máxima permitida de 21, y así ganar el jugador la mano.